Practiquen lo que predican... Pero, ¿qué predicar? ¿Y cómo practicarlo?

Marc Lepage

Mi trabajo es asegurarme de que aprendamos de lo que ya sabemos. Parece fácil, pero no es tan sencillo como se pensaría …

Quiero que la capitalización de experiencias se convierta en una parte habitual de los programas del PNUD y, finalmente, del trabajo de todos. La gestión del conocimiento, sin embargo, a menudo no recibe la atención que se merece. En la práctica esto significa que tengo que abogar por que se incluyan actividades de gestión del conocimiento tales como la capitalización de experiencias en los planes de trabajo, pero también organizar talleres para capacitar a los implementadores en diferentes niveles de la organización. Aquí es donde entra en juego mi experiencia como facilitador.

Explicando el modelo de Gestión del Conocimiento, taller de Uganda. Créditos fotográficos: Joelle Seme-Park (PNUD Uganda)[
Aprendiendo en el camino

En octubre de 2016 facilité un taller (organizado por el PNUD) sobre gestión del conocimiento en África Oriental, donde presioné con éxito para que participaran trabajadores del campo. Es importante que los miembros de la comunidad, aquellos que realmente tienen conocimientos sobre el desarrollo en las comunidades locales, también aprendan sobre la gestión del conocimiento. Utilicé el lienzo de intercambio de conocimientos, “un conjunto de herramientas para que puedan tener éxito los entusiastas del conocimiento“. El enfoque resultó ser un poco demasiado teórico y abstracto, y después de un tiempo mis participantes dejaron de ser ‘entusiastas del conocimiento’. Los mensajes clave se ‘perdieron en la traducción’, no solo por el idioma, sino también porque los conceptos no resonaban con la práctica diaria de los participantes. Se perdió demasiado tiempo explicando por qué estaban participando, desmitificando conceptos y motivándolos a valorar enfoques basados en el intercambio de conocimientos.

Seamos prácticos

Luego de ese taller en África Oriental, me uní a un taller de cuatro días en Ghana, organizado por CTA, sobre Capitalización de Experiencias (ver también el blog del PNUD). Los conceptos no eran nuevos para mí, pero el taller se inclinaba hacia lo práctico y consistía en trabajar para crear un ‘producto de conocimiento’, como una historia, por ejemplo, que pudiera ser fácilmente compartido. Después de mi experiencia en África Oriental, el valor de este enfoque me impresionó y me quedé con las ganas de probarlo en mi próximo taller.

Capitalización de Experiencias a paso rápido

El siguiente taller en el que participé fue en Kampala, Uganda (organizado por el PNUD) en abril de 2017. Pasé dos días con participantes de Ministerios, departamentos del gobierno local y organizaciones de desarrollo que trabajan en el proyecto del PNUD llamado Nuevas Comunidades Inclusivas y Sostenibles. En lugar de atascarnos demasiado en conceptos y pronunciamientos a favor de la gestión del conocimiento, luego de una breve introducción y explicación de los conceptos, nos sumergimos directamente en planificar la creación de un producto de conocimiento.  Al final de este taller práctico contábamos con 15 excelentes planes para historias, que iban desde la producción de energía utilizando una micro represa hasta interacciones con líderes locales encargados de la crisis de refugiados. Además, todos los participantes estaban súper emocionados y comprometidos y listos para seguir con sus planes. ¡Estén atentos, el taller de seguimiento aún está por venir!

 

Un ‘taller práctico’ es una buena manera de poder obtener algunos magníficos planes que están listos para ser puestos en práctica. Créditos fotográficos: Marc Lepage

Lo que debemos tener en cuenta

Al reflexionar sobre los dos diferentes talleres, me vienen a la mente un par de observaciones.

Primero, es importante conocer a tu público. En el primer taller, hablé con miembros de la comunidad. Mientras que en el segundo taller, en Uganda, los participantes estaban más acostumbrados a pensar conceptualmente gracias a sus antecedentes profesionales, y convencerlos sobre el valor del intercambio de conocimientos consumió menos tiempo.

Otra observación es que un ‘taller práctico’ es una buena manera de poder obtener algunos magníficos planes que están listos para ser puestos en práctica.

Si tenemos en cuenta que cada grupo de participantes es diferente, siempre existe la necesidad de programas hechos a la medida. No existe un plan de acción único. Algunas de las variables sobre las que estoy pensando incluyen: el tiempo disponible, el ritmo del programa, el equilibrio entre la teoría y la práctica, y la cantidad de apoyo (tomar de la mano) que se les da a los participantes. No existe tal cosa como facilitar el taller perfecto, pero estas experiencias recientes definitivamente me han ayudado a obtener mejores resultados en la gestión del conocimiento y la capitalización de experiencias.

 

© 2016, CTA. Technical Centre for Agricultural and Rural Cooperation

CTA is a joint institution operating under the framework of the Cotonou Agreement between the ACP Group of States (Africa, the Caribbean and the Pacific) and the EU Member States (European Union). CTA is funded by the European Union.