…

La adopción y el "scaling up"

Un proceso de capitalización de la experiencia no termina con la identificación de lecciones específicas: su objetivo principal es que éstas sean puestas en práctica.  Sin embargo, este no es un proceso fácil o directo:  la adopción nunca es un evento repentino, si no uno que requiere que un individuo o una organización conozcan las alternativas existentes sobre una práctica actual (nuevos conocimientos) para formarse una opinión favorable sobre estas alternativas (ser persuadido y ser convencido) y luego tomar la decisión de probarlas.  Este es un proceso que se conoce generalmente como el “proceso de adopción” que incluye cinco etapas separadas: sensibilización, interés, evaluación, prueba y adopción.

DSC08364

Una parte muy importante del proceso es presentar las lecciones aprendidas o la innovación que se puede probar de una manera clara.  Esto requiere un plan de comunicación detallado donde el equipo define los canales y productos y también determina cuándo y qué tan frecuentemente compartirá la información.  Lo más importante es que identifica el público objetivo y le da forma a su mensaje de acuerdo con lo que saben, con lo que piensan sobre su trabajo y con lo que ya están haciendo (conocimiento, actitud y práctica).

Pero la manera en la que todas las lecciones se presentan sólo es uno de los muchos factores que determinan la adopción.  El “proceso de adopción” será influenciado por las características de la innovación en sí misma: si tiene una ventaja relativa clara o si es complejo o fácil comprender y seguir.  También será formado por el contexto en el que trabaja una organización (tales como la disponibilidad de información adicional o el entorno legal, social o cultural) y, más importante, por la organización en sí misma.  Adicionalmente a tener un objetivo claro, la adopción es mayor en organizaciones que tienen los medios y las oportunidades para hacerlo.

Incorporar nuevas lecciones aprendidas a los planes de trabajo o actividades existentes también puede ser considerado un proceso gradual.  Aún si es en una escala menor, éste es un “proyecto” que se inicia definiendo objetivos claros y termina con actividades, un presupuesto y la distribución de roles y responsabilidades pero que, en el ínterin, presta atención a todos los diferentes factores mencionados arriba.

Unido a esto, el término “expansión” se refiere a la ampliación y réplica de una experiencia para que su impacto sea mayor.  Sigue enfoques horizontales (como expandir la cobertura de un proyecto o programa) o verticales, donde una experiencia lleva a cambios de políticas que luego influyen en el diseño e implementación de nuevos proyectos.  Ambos enfoques están formados por conductores, como las fuerzas que empujan el proceso hacia adelante y por espacios, como aquellos aspectos que hacen que un entorno sea propicio.  Y ambos enfoques construyen sobre la experiencia en sí misma y sobre la evidencia de sus beneficios.  No todas las experiencias son igualmente “replicables” ni “expandibles”: aquellas que tienen un “índice de repitibilidad” mayor son aquellas que son simples o que responden al contexto local y a las demandas de la población local.

Tanto el enfoque vertical como el horizontal necesitarán el apoyo de los políticos a nivel local, regional o nacional.  Una organización necesitará abogar por una experiencia y tratar de influir en sus acciones.  Esto significará estudiar el proceso de creación de políticas y desarrollar una estrategia que ayude a llegar a los políticos e influir en este proceso.

© 2016, CTA. Technical Centre for Agricultural and Rural Cooperation

CTA is a joint institution operating under the framework of the Cotonou Agreement between the ACP Group of States (Africa, the Caribbean and the Pacific) and the EU Member States (European Union). CTA is funded by the European Union.